CABRERIZO, Mariano (Ateca, Zaragoza, 1785 - Valencia,1868)

Mariano CabrerizoFue uno de los más destacados editores e impresores valencianos del siglo XIX, e introductor del Romanticismo en Valencia. Aragonés de nacimiento, pronto regentó algunas de las principales librerías y tertulias de Zaragoza, entrando en contacto con lo más granado de la intelectualidad zaragozana del momento. A los 16 años marchó junto a Joaquín Company a la archidiócesis de Valencia, donde continuó cultivando su afición libraria y editorial en el taller de encuadernación de Benito Carsí. En 1810 ya regentaba una librería propia en la Plaza del Patriarca, que se convirtió en centro de los intelectuales liberales valencianos, como los Salvá y Villanueva, entre otros. Su vinculación al liberalismo le valió el destierro durante la monarquía de Fernando VII, regresando a partir de 1820.

Fue fundador de la Sociedad Patriótica de la ciudad, teniente de la Milicia Nacional y regidor del Ayuntamiento de Valencia. Tuvo duros enfrentamientos con los realistas y ello le supuso su prisión en diversas cárceles hasta su destierro en París, donde conoció de primera mano el movimiento del Romanticismo, y de donde volvió de nuevo a Valencia en 1835 a continuar con sus preocupaciones librarias. Por entonces comenzó su faceta editorial asociada a la edición de las principales obras del Romanticismo europeo y español, su famosa Colección de novelas inglesas, alemanas y francesas traducidas al castellano, con más de 70 volúmenes, y a la edición de importantes obras, como el Itinerario Descriptivo de Alejandro de Laborde, o la edición de la primera novela histórica en el panorama de la literatura española, Los bandos de Castilla de Ramón López Soler en 1830. Hizo fortuna con la publicación durante muchos años del Calendario para el antiguo reino de Valencia y de la Medicina curativa de Le Roy, de la que llegó a vender nada menos que 46.000 ejemplares.

Gracias a su amistad con el marqués de Campo colaboró en diversas empresas mercantiles, y participó como socio muy activamente con la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Valencia. Fue condecorado por la reina Isabel II con la cruz de Caballero de la Real Orden de Carlos III, y fue nombrado Académico de Honor de la Academia de San Carlos. Nos dejó escritas unas Memorias de mis vicisitudes políticas desde 1820 a 1836 (1854).