15 de Junio 2004: Conferencia del Dr. Juan Fabregat

Resumen gráfico

La conferencia del día 15-6-2004, del profesor, investigador e insigne científico valenciano de categoría internacional Juan Fabregat, del Observatorio Astronómico de la Universidad de Valencia, presentado por el socio de esta RSEAP , Jaume Busquets, de la Universidad Politécnica de Valencia, sobre el tema “Vida inteligente en la Galaxia”, que se puede enmarcar dentro de los ciclos que dedica este año la Económica en recuerdo del también científico valenciano Cavanilles, no defraudó a la expectante concurrencia de la sala.

Su exposición, obviamente de carácter especulativo en algunos de sus puntos, se desarrolló en torno a una serie de preguntas fundamentales, que tienen que ver con el conocimiento y percepción que los hombres tenemos de nuestra propia existencia como vida inteligente, y la proyección que de ese conocimiento hacemos respecto de la existencia de otras formas de vida inteligente en la “casa grande”, nuestra galaxia, que acoge a nuestra estrella particular, el Sol, a la que acompaña nuestro planeta Tierra en su camino a lo largo del espacio y el tiempo.

¿Hay otros planetas como el nuestro en la Galaxia con unas condiciones semejantes a las del nuestro que puedan permitir la vida inteligente?. Y si los hay (o los ha habido), ¿por qué no hemos encontrado rastros de ellos?. ¿Por qué no nos han encontrado ellos a nosotros?

Estas preguntas centrales se desarrollaron en torno a los elementos que proporciona el “estado actual” de la Astrofísica, del que es un excelente conocedor y, a la vez, especulando sobre las relación que podría existir entre determinados procesos generales de extinción de la vida inteligente, debidos a cataclismos galácticos (explosiones de rayos gamma asociados a la muerte de estrellas masivas), y ello en relación con la llamada “Paradoja de Fermi”, (premio Nóbel que, entre otros proyectos, participó en el llamado “Manhattan” del que nació la primera bomba nuclear). Según ésta última, si hay vida inteligente en nuestra galaxia (que tiene 10.000 millones de años), ¿por qué no han venido aquí?

De alguna forma subyace en su exposición cierta conclusión positiva. Dado que el número de explosiones de rayos gamma tiende a disminuir con la edad de la Galaxia, más tarde o más temprano, todas las galaxias, si llegan a ser suficientemente longevas, terminarán estando llenas de vida inteligente. Sólo cabría añadir que estaría por ver que esa vida inteligente sea capaz de comportarse “inteligentemente” y ser consciente del lugar que ocupa en el Universo.

La exposición fue, no sólo brillante sino de una gran capacidad didáctica, por lo que resultó un deleite para la natural curiosidad humana de todos los presentes y se incorporará a los Anales de esta Sociedad, como es habitual, donde podréis consultarla en toda su extensión.

Santiago L. del Agua
L'Econòmica. Llums i Ombres